Cómo está cambiando el teatro en Internet

Publicado el lun 28 marzo 2011 in Gestión cultural

Theatre Mask Image by Tilemahos Efthimiadis CC

Durante el último año han ido naciendo en Internet algunos proyectos interesantes para el mundo del teatro que parecen apuntar hacia una mejor gestión de la información teatral.

La escasez de información sobre la actividad teatral o escénica, o la escasa utilidad de la existente ha sido durante mucho tiempo (y sigue siendo) el punto débil del mundo del teatro y la gestión cultural en la Era de Internet. Afortunadamente, parece que eso comienza a cambiar poco a poco.

En el mundo de la gestión cultural en general y de las Artes Escénicas en particular parece que la información sigue siendo cosa de agendas de papel, folletos, carpetas, hojas de cálculo y bases de datos obsoletas y cerradas.

Y sin embargo, desde los inicios de la popularización de Internet (hace ya casi dos décadas) ha habido un interés continuo en recopilar y organizar la información del mundo del teatro. Ese interés se ha manifestado a menudo en enormes y por lo general poco fructíferos esfuerzos personales.

Algunos ejemplos de estos esfuerzos tempranos en la red (a partir de 1996) son Artslynx, Performing Arts Online y The Puppetry Home Page.

Todos ellos, así como otros similares, me parecen dignos de admiración por varios motivos. En primer lugar, por su visión y por haber captado la necesidad y las posibilidades de recopilar y organizar información sobre compañías, teatros, festivales, programaciones, etc. En segundo lugar, por el esfuerzo que supone el ir recogiendo datos de forma casi artesanal, en ocasiones durante años, para recopilar miles de entradas puestas automáticamente a disposición del público en general.

Lamentablemente, la gran mayoría de esos esfuerzos terminaron enfrentándose de forma terminante a los problemas que conlleva la gestión de la información. No resulta práctico, por ejemplo, disponer de un documento enorme con miles de compañías de teatro, por no hablar de las dificultades para mantener esa información actualizada, algo que solía superar las capacidades de este tipo de proyectos.

En cuanto a las instituciones públicas eran y continúan siendo demasiado grandes (y lentas) para el ritmo que impone la red, de modo que las escasas propuestas de cara a la gestión de la información teatral, aunque bienintencionadas tienen una utilidad marginal o muy localizada; además siguen planteamientos estructurales del siglo pasado, nada prácticos para los tiempos que corren teniendo en cuenta el volumen de información creciente y los retos que conlleva organizarla.

Un par de ejemplos del Ministerio de Cultura español: La web del Centro de Documentación Teatral y su base de datos de consulta pública.

La primera base de datos pública de carácter teatral con una concepción moderna fue el directorio de Titerenet cias.titerenet.com dedicada al teatro de marionetas.

Con "concepción moderna" me refiero, además de a las tecnologías utilizadas, a que incluía mecanismos para una gestión práctica de la información (modelos de datos bien definidos, actualización, filtros...) la capacidad de extender sus funcionalidades (minería de datos, agenda de actuaciones) y la posibilidad de crecer sin perecer en el intento (escalabilidad).

Además, partía de un modelo conceptual completamente distinto al de otras iniciativas anteriores. En lugar de ser un sitio en el que mostrar (con mayor o menor acierto) los datos recopilados, se convertía en una plataforma para recopilar y gestionar esos datos por parte de los usuarios, de modo que la información sobre compañías, por ejemplo, era proporcionada y actualizada por las propias compañías; un modelo con sus propias dificultades y retos.

No se trataba de nada nuevo o revolucionario, pero llevaba por primera vez a la información teatral (hablo del 2001) fórmulas que estaban en pleno desarrollo en Internet, como los sistemas de gestión de contenidos (CMS), los contenidos generados por los usuarios (UGC) o el uso de modelos de datos y taxonomías más propias de la Era de la información que de los tiempos del Fax.

Pero el directorio de Titerenet es un proyecto circunscrito exclusivamente al mundo de los títeres. En un ámbito más amplio dentro del marco de las Artes Escénicas, lo más parecido a una base de datos moderna que he podido encontrar es la BroadwayWorld International Database broadwayworld.com/bwidb/ en la línea (salvando las distancias) de la Internet Movie Database www.imdb.com

Con más de 12.000 producciones registradas y más de 75.000 actores y actrices (datos proporcionados por la propia BWIDB) debe ser una de las mayores recopilaciones de datos escénicos, si no la mayor. Sin embargo, adolece en su propia estructura de algunos de los problemas que tuvieron proyectos anteriores más modestos.

Pero no sólo de bases de datos vive la información teatral en la red. Otro aspecto fundamental que parece estar mejorando es el de los contenidos informativos y de divulgación sobre las Artes Escénicas, ya sea en forma de revistas especializadas, blogs, carteleras o como contenidos en las redes sociales.

Este es un tema que daría mucho que hablar, así es que lo dejaré para otra ocasión.

La cuestión es que una información completa, accesible y actualizada sobre la actividad teatral no sólo supondrá enormes mejoras en la gestión cultural o en la difusión teatral, sino que además sentaría las bases necesarias para el desarrollo de ulteriores proyectos.

Creo que el desarrollo de un ecosistema de información teatral (naturalmente a través de Internet) es uno de los grandes retos a los que se enfrentan hoy en día las Artes Escénicas. Ese ecosistema, diverso y dinámico es más que necesario para adaptar a los tiempos tanto la difusión como la gestión del mundo de la escena.

Algunos de los nuevos proyectos que están apareciendo entorno al teatro, como Escena 2.0 www.escena-2.com o Teatra www.teatra.co o simplemente la cantidad y actividad de cuentas en Twitter relacionadas con el teatro apuntan a la posibilidad de que algo esté cambiando, para bien, en la relación entre la escena y la información.

Y por supuesto está In the Dir, que la semana que viene estrena una nueva y muy mejorada versión, tras 7 meses de pruebas y maduración del proyecto. Hasta el sábado podéis probar la nueva versión, antes de que salga, en esta dirección temporal www.inthedir.net/es

Si conoces otros proyectos interesantes relacionados con el teatro (seguro que no los conozco todos) deja un comentario.

Descargo de responsabilidad: Tanto el directorio de Titerenet como In the Dir son o han sido proyectos personales.

Fotografía de Tilemahos Efthimiadis Licencia: CC Reconocimiento. Imagen original.